9 de marzo de 2012

"El origen del planeta de los simios"


Otra película que no pude ver en verano debido a mi época ahorrativa en Valencia. Hubiese ido encantada al cine a verla. Así que a falta de cine, bueno es un ordenador y una silla cómoda.
“El planeta de los simios” la vi hace mucho y no me acuerdo mucho de ella, salvo la escena final con la Estatua de la Libertad. Tampoco es que fuese fan de ella, pero visto el trailer de “El origen del planeta de los simios” me picó la curiosidad. Y agradable sorpresa que me he llevado.
Es entretenida y emotiva. César alias Andy Serkins se lleva todo el crédito de la película. Al igual que ocurrió con Gollum en “El señor de los anillos”. Fantástica la forma de expresar las emociones. Sí, es un mono humanizado, pero me parece una buena forma de mostrar que es más humano que los humanos de verdad.
Me gusta la idea planteada de que el protagonista (Will) movido por una buena causa (curar a su padre con alzheimer) sea el causante del desastre. Cómo se estable la relación de familia entre César ,Will, su padre y Caroline. Y como esa estabilidad se ve rota cuando César protege al padre de Will, lo que causa que sea encerrado y se de cuenta que no puede convivir con los humanos. Will es más reacio a aceptar esa idea; ya se lo dio Caroline “hay cosas que no se pueden controlar”, pero al final se da cuenta de su error, se disculpa ante César y le deja marchar.
Me gustó mucho la forma en que César organiza a los simios del centro de control animal, cómo planea la estrategia, tanto allí como en el puente. Además, es más compasivo que los humanos, no deja que se produzcan muertes innecesarias (salvo dos que se lo habían estado buscando toda la película).
Hay guiños al original: César montado a caballo, César jugando con la Estatua de la Libertad, la referencia a la nave perdida en el espacio.
Me parece una buena idea que los humanos, al utilizar un fármaco experimental para beneficio propio experimentando con simios, sean los causantes de que aumente la inteligencia de los simios y éstos se acaben revelando contra ellos. El hombre causa su propia destrucción cegado por su ambición, o en otras ocasiones, por una buena causa ( lo que le da un toque trágico).
El final de la película deja abierta una posible secuela, aunque por mi parte no la haría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario