miércoles, 10 de octubre de 2012

Alma enjaulada


Los días pasan, a veces tan rápido, a veces tan lento;
cuando la luz lo ilumina todo y la alegría está presente
de repente las 24 horas se hacen cortas
no por favor, no termines, no acabes nunca!
Pero cuando la oscuridad te envuelve,
las dudas y el temor se hacen dueños
de ese alma torturada y frágil;
todo se mueve tan lento, el tiempo se estanca
como si no hubiese fin.

Oh! Cuándo se marcharán, cuándo abandonarán este alma
las dudas, el temor y la oscuridad
para cuándo esta alma será libre
será capaz de volar hacia sus sueños
hacia la felicidad;
como un pájaro que lleva tanto tiempo enjaulado
que ve la puerta abierta y no sabe que hacer.
La libertad le da miedo, la oscuridad lo daña
¿Esa libertad no es un sueño?
¿De verdad está ahí?

Tanto tiempo acompañado por la oscuridad
que su ausencia le trastorna
porque no sabe cuándo volverá
cuándo le clavará sus garras en el corazón;
como un halcón que desde lo alto del cielo
vigila a su presa ignorante del peligro
y en el momento más inesperado
zas! Se lanza sobre ella
dañándole de nuevo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario