jueves, 20 de diciembre de 2012

El fin del mundo

Se acaba el mundo. Lo han dicho los Mayas. Sí, esos que desaparecieron hace ya unos años y que no fueron capaces de preveer su final. Vamos, que dan una confianza.....El caso es que han surgido todo tipo de teorías sobre cómo será nuestro final. Desde una supererupción que llenará el cielo de cenizas impidiendo que pase la luz del sol, hasta el llamado planeta X, que colisionará con la Tierra. Aparte de que se podrían haber currado más el nombre, yo que sé, Emisario del Mal, Perdición....digo yo que ya habríamos visto el  planeta.  Entre Nostradamus y los Mayas no nos dejan vivir en paz. Como no hay suficiente con la crisis económica y de valores que nos hace sufrir tanto, pues ala, mañana nos vamos todos al infierno.

Lo gracioso es que todo este follón es porque se descubrió un calendario maya, que tiene una medición del tiempo distinta al nuestro. Y según las interpretaciones que se han hecho, el calendario maya finaliza en una fecha que se supone corresponde al 21 de Diciembre del 2012 de nuestro calendario. Como el calendario se acaba en esa fecha, lo más lógico es pensar que es el fin del mundo. Y no que no les dio tiempo a tallar más piedra, o que era un cambio de ciclo...o cualquier otro motivo.

Los mayas eran grandes astrónomos. Les gustaba estudiar el Universo para entenderlo. De ahí, a decir que se dedicaron a averiguar cuándo se acababa el mundo, hay un trecho. Hubiese sido más inteligente y provechoso para ellos, adivinar cuándo y cómo iba a desaparecer su civilización e intentar evitarlo. Digo yo, que más les daría a ellos cuándo acaba el mundo, si no iban a presenciarlo. Estos mayas, además de videntes, solidarios.

En fín, que se supone que mañana se acaba el mundo. Y yo perdiendo el tiempo en labrarme un futuro, tener una educación...para qué, si no voy a pasar de los 29 años. Tendría que haber viajado más, disfrutar de la vida a tope! Así que me voy de juerga las últimas horas de mi corta vida. Si resulta que mañana el mundo sigue, continuaré con mi vida y escribiendo en este blog.



No hay comentarios:

Publicar un comentario