sábado, 22 de junio de 2013

"El profesor"

Primera obra escrita por Charlotte Brönte, pero que fue publicada de manera póstuma en 1857. Narra las vivencias de Wiliam Crimsworth, un joven profesor inglés, durante la época victoriana.

De Charlotte Brönte sólo había leído "Jane Eyre", quizás su obra más conocida. Para mí fue todo un descubrimiento y me gustó mucho. Es junto a "Flores en la tormenta" mi historia de amor favorita.
Ha sido recientemente cuando he descubierto sus otras obras: "El profesor", "Villete" y "Shirley". Dado que me gusta la forma de narrar los acontecimientos y expresar los sentimientos de esta autora, recientemente cogí prestado de la biblioteca "El profesor".

La obra está narrada en primera persona por el propio protagonista. Somos testigos de sus comienzos trabajando como traductor en la industria de su hermano y de los pasos que va dando hasta convertirse en un respetado y muy valorado profesor. Desde el comienzo la autora nos muestra sus fuertes principios y recto carácter. Es una persona que sabe mostrar afecto y que lo aprecia, pero no se deja llevar por las pasiones. Alguien que se apoya en la razón y el entendimiento. Junto a él vemos a otros personajes: su hermano (totalmente opuesto a él), Hudsen, un joven de familia noble con el que entabla una peculiar relación, el director del colegio para chicos en el que trabaja, la directora de un colegio de chicas próximo al suyo, una joven y brillante alumna...Todos estos personajes están bien definidos y son un aporte interesante y bien trabajado a la historia.
Los ambientes están bien definidos con un lenguaje rico y elaborado, que lejos de resultar pedante (sobre todo acostumbrados al lenguaje que se utiliza ahora) enriquece la obra. Como ya he mencionado anteriormente, uno de los puntos fuertes de la autora es el lenguaje utilizado para narrar los acontecimientos y expresar los sentimientos. Junto a todo ello, tenemos una crítica al sistema de clases de la época, donde era más valorado un apellido que un buen caracter, el papel de la mujer en la época (básicamente ser religiosa o una esposa bonita) y a la religión católica. También, con un menor desarrollo, que no mal desarrollada, tenemos una historia de amor. Pero en este caso, no es tan importante como la descripción de la labor de un profesor en el siglo XIX.

Es una lectura más sobria, menos apasionada que "Jane Eyre", pero bastante interesante. Os la recomiendo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario