2 de enero de 2016

"La sonrisa de los cerezos en flor"

Novela del año 2015 escrita por Kate Connely y publicada por Ediciones B. 

Emily Watson es una joven inglesa de buena familia que a finales del S.XIX debe hacerse cargo de la filial de la empresa familiar en Japón. Ese viaje no sólo la ayudará a superar la desaparición de Thomas, el hombre con el que estaba dispuesta a empezar una nueva vida, sino que le permitirá conocerse a sí misma y descubrir hasta dónde es capaz de llegar.

Lo primero que me atrajo de esta novela fue la preciosa portada, de colores suaves y trazos delicados. Después leí el resumen de la misma, y el saber que estaba ambientada en Japón me hizo querer leerla. Así que la pedí por mi cumpleaños y una buena amiga me la regaló para que pudiese disfrutar de su lectura.


El libro me ha gustado. Me parece bien escrito y hace una descripción detallada de Japón y algunas de sus costumbres. Mientras lo leía me daban ganas de estar ahí y recorrer los mismos lugares que la protagonista. En Japón se desarrolla la mayor parte de trama, pero también se desarrolla parte en Londres, Turquía e Israel. Y eso es lo que más me ha gustado de la obra. El viaje físico, y también espiritual, de la protagonista. 
Emily es una mujer independiente y con carácter que a pesar de todas las desgracias que le ocurren, tiene la fortaleza suficiente para salir adelante y la humildad para aprender de las lecciones que la vida le da, y estar abierta a las costumbres de otros lugares. Y es esa personalidad la que hace que tanto los personajes de la historia como los lectores le cojan cariño.
Por otra parte está el personaje de Thomas. Un hombre hecho a sí mismo, con una voluntad inquebrantable. A lo largo de la historia se nos detallan algunos momentos de su vida, pero aunque es un personaje interesante, al final queda desdibujado dentro de la trama principal. Me daba la sensación de que la autora lo utilizó como el origen que da lugar al viaje de la protagonista, pero luego no sabía bien donde meterlo o cómo cerrar su historia de una manera satisfactoria. 
A medida que se desarrolla la historia tiene menos interés dentro de ella y casi te olvidas de él.


Con lo que me quedaría de esta novela es toda la trama de Japón y el crecimiento de la protagonista y el resto lo hubiese desechado, porque aunque no estorba dentro de la historia, tampoco aporta mucho más que un punto de partida para el desarrollo de la misma.


En definitiva, una novela bastante buena, que entretiene y que tiene un personaje principal bien construido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario