lunes, 26 de septiembre de 2016

"El hombre sin pasado"

Segundo libro de la trilogía de Lewis, escrito por Peter May y editado por ediciones Grijalbo en 2013.

Han pasado 9 meses desde que Fin MacLeod visitó por última vez la isla de Lewis para resolver un crimen de un antiguo compañero de colegio. Ese caso le hizo reencontrarse con sus raíces y con fantasmas del pasado. Sin un futuro en Edimburgo, decide regresar a la casa familiar para reconstruirla mientras toma una decisión sobre su futuro. Pero la paz no durará mucho, ya que el descubrimiento del cuerpo momificado de un joven, al que los análisis de ADN le relacionan con un granjero local, le harán de nuevo retomar su papel de investigador.


Continuamos con la segunda parte de la trilogía escrita por Peter May, un autor que me sorprendió gratamente con el primer libro de la trilogía de Lewis, "La isla de los cazadores de pájaros" cuya crítica podéis leer aquí. En esta ocasión tenemos un nuevo crimen, pero los personajes, ricos en matices, y el entorno ya nos son familiares. Porque volvemos a la isla de Lewis y a sus islas vecinas, con su clima inclemente, sus paisajes imponentes. Un lugar que pese a su dureza te atrapa de una forma especial. Y volvemos a reencontrarnos con el inspector Fin, un hombre forjado en el sufrimiento que no ha perdido su humanidad. Y aunque hay errores de su pasado que no puede enmendar, sí que tiene la oportunidad de crear nuevos recuerdos más felices. Un hombre que busca la verdad, incansable, lo que hará que resuelva un crimen a priori indescifrable. Porque cuando un hombre sufre demencia y no recuerda su pasado, ¿cómo puede ayudar a saber lo que ocurrió años atrás?

Al igual que en la obra anterior, el crimen es el hilo conductor para tratar temas más importantes como el peso de una promesa, los efectos de una pérdida terrible, el papel de una decisión intrascendente en el devenir de todo un grupo de personas y la importancia de la familia. 
Todo narrado de una manera fluida, inteligente, alternando pasado y presente de tal manera que se nos desvelan detalles que no forman un todo hasta el final. 


Peter May mantiene el nivel mostrado en su anterior novela demostrando que se puede escribir sobre intriga sin perder profundidad en la narración.

Próximamente cerraremos la trilogía con su último libro "El último peón".


No hay comentarios:

Publicar un comentario