sábado, 15 de octubre de 2016

"El ultimo peón"

Tercer y último libro de la trilogía de la isla de Lewis escrito por Peter May y editado por Ediciones Grijalbo en 2015.

Fin MacLeod está instalado en la isla de Lewis trabajando como guarda de seguridad en una finca e intentando retomar una vida normal al lado de Marsaili y su recientemente descubierto hijo. Pero no tardará en verse envuelto en una investigación cuando el cuerpo de un antiguo conocido y famoso cantante aparezca en un lago.


Llegamos al final de esta trilogía con los elementos que la han hecho tan buena. Lejos de resultar repetitivo, sigue manteniendo el interés gracias a la buena construcción y desarrollo de los personajes. La investigación criminal queda casi en un segundo plano. Sí, es interesante saber cómo y porqué ocurrió el crimen, pero lo que acaba sobresaliendo por encima, como hizo en las anteriores novelas es la vida de esos personajes a los que se ha cogido cariño. Tanto los viejos conocidos como los nuevos que se nos presentan en esta historia. Personajes totalmente humanos, tan llenos de errores, pero tan cercanos. Con unas relaciones bien construidas y realistas. Ese es el alma de esta trilogía junto a la propia isla de Lewis, tan bien descrita (se nota cuando ha habido un buen trabajo de documentación detrás) que a medida que se lee se forman ante nuestros ojos unas vívidas imágenes de esos paisajes tan inhóspitos como seductores. 

El protagonista absoluto es Fin MacLeod. Tan torturado y tan noble. Con grandes errores a sus espaldas, pero que sigue buscando la luz en medio de un mundo gris y opresivo a veces. Alguien con unos principios férreos al que poco le importa lo que piensen los demás (sobre todo una sociedad en extremo religiosa e hipócrita). Un personaje para el recuerdo. Y acompañándolo, un rosario de secundarios que dan fuerza al conjunto y que tienen sus momentos de lucimiento.

Peter May tiene un estilo propio (descripciones detalladas, buena construcción psicológica de los personajes, relación entre todos los elementos que aparecen en la historia, dosificación inteligente de la información que nos da) y dota de continuidad a una historia que empezó en "La isla de los cazadores de pájaros" y que cierra de forma realista, huyendo del final fácil y almibarado, en "El último peón". De la única forma que podría acabar una historia acontecida en la isla de Lewis.

No dejéis pasar la oportunidad de leer esta trilogía. Todo un descubrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario