viernes, 28 de octubre de 2016

Santiago de Compostela Octubre 2016

Aprovechando unos días de vacaciones he decidido ir a Santiago de Compostela. Una ciudad que siempre tenía en mente, pero a la que nunca me decidía a ir. Y me ha sorprendido gratamente.

La plaza del Obradoiro es pequeña y en ella se sitúan la Catedral (que está en obras ya que en 2008 empezó un plan de renovación de la misma, ya que se estaba estropeando y tiene un gran valor artístico e histórico), el Ayuntamiento y el Hostal dos Reis Católicos, formando un bonito conjunto.
Se puede subir a las cubiertas de la Catedral con una visita guiada por 12 euros. Es totalmente recomendable. Te hacen una pequeña explicación de la Catedral y las vistas desde arriba son fantásticas. Es una cubierta escalonada ya que permitía a los arqueros la defensa en caso de conflicto (se podían mover ágilmente por ella).  De todas las fachadas de la Catedral, la que más me gustó fue la de Platerías (la única de estilo románico que se conserva) y su plaza del mismo nombre. Dentro de la Catedral, cuya entrada es gratuita, se puede visitar el sepulcro del Apóstol Santiago y abrazar la figura del Santo (rito que llevan a cabo los peregrinos cuando llegan a la ciudad). Y todos los días a las 12h, en la misa del peregrino, y los viernes a las 19:30h tiene lugar la puesta en funcionamiento del Botafumeiro. Aunque no se sea religioso, como es mi caso, es una experiencia muy emotiva asistir a la misa del peregrino y realizar el rito de los peregrinos.
El Hostal do Reis Católicos tiene una parte visitable por 3 euros. Está muy bien conservado y tiene aspectos muy interesantes a nivel artístico y anecdótico. Me gustó mucho.

Otro lugar muy interesante y quizá poco conocido por los turistas es la biblioteca de Geografía e Historia, que es muy bonita y uno de los encantos ocultos de la ciudad. La entrada es gratuita en horario de apertura de la facultad.

La ciudad está llena de iglesias, pero la que más me gustó y que recomiendo fervientemente visitar es la iglesia de Santo Domingo de Bonaval que es fantástica. Me ha parecido magna y sobria, con una atmósfera que te atrapa. Está al lado del Museo del Pueblo Gallego y la entrada a ambos los domingos es gratuita

Si lo que buscáis son zonas verdes, la ciudad tiene varias que ofrecer. Yo visité tres: los jardines de la iglesia de Santo Domingo de Bonaval que son muy bonitos, los jardines Belvis con su pequeño laberinto, que son agradables y la Alameda, al lado del casco histórico, que me gustó mucho. En cualquiera de ellos os podréis relajar. Y si buscáis aún más relajación, en Bertamirans, a 20 minutos de Santiago de Compostela, hay un balneario con una sesión antiestrés dos horas que os dejará en las nubes.

Y como siempre, recomiendo recorrer la ciudad, perderse un poco por sus calles llenas de encanto: Rua de Vilar, Rua de Caldeirería, Rua de Orfas, Rua do Franco, Plaza de Cervantes…con sus restaurantes donde disfrutar de la deliciosa cocina gallega y sus tiendas donde encontrar productos de todo tipo.
Uno de los restaurantes que os recomiendo es el pequeño local “A Tulla”, en la calle Entrerruas. La comida es casera y deliciosa, y el servicio es muy bueno. Tienen menú del día por 12 € y menú vegetariano por 10€. Disfruté mucho de la comida.
Algunas tiendas donde podéis encontrar productos y objetos interesantes son : Ultramarinos "Carro” en el Cantón do Toural, la confitería "Mora" en la rua Do Vilar, la chocolatería "Miuro" en Rua da Caldeirería y la tienda "Andurriña” en la Rua de Vilar. Encontraréis en ellas platería, postales, imanes, tarta de Santiago, tejas de almendra, suspiros del Apóstol Santiago (unas pastas de canela), chocolates artesanos, albariños....

Ha sido un viaje muy positivo que he disfrutado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario