17 de noviembre de 2016

"Doctor Strange"

Película del año 2016 dirigida por Scott Derrickson y protagonizada por Benedict Cumberbatch, Tilda Swinton, Chiwetel Ejiofor, Mads Mikkelsen, Benedict Wong y Rachel McAdams.

Película basada en el cómic homónimo de Marvel (creado por Stan Lee y Steve Ditko en 1963). Narra como el doctor Stephen Strange, reputado neurocirujano, viaja a Nepal en busca de curación, después de que un terrible accidente trunque su carrera. Allí descubrirá que nuestra realidad es una dentro de un multiuniverso y que hay todo un mundo místico a su alcance.

No he leído el cómic así que mi crítica se basa en la película como tal. Cuando vi el trailer de esta película me pareció interesante, por todo el tema de la magia y un universo de realidades paralelas. Además, Benedict Cumberbatch es un actor que me gusta. Así que fui a verla con ganas de pasar casi dos horas entretenida. Y eso es lo que he obtenido.
Visualmente está muy lograda, aunque como bien apuntan algunas críticas sobre la película, todo el tema de alteración de la realidad ya se exploró en "Origen" de Christopher Nolan (muy buena película, por cierto). Aún así, ello no le resta mérito a esta. El guión, sin ser de una gran profundidad, ofrece un poco más de lo que suelen ofrecer este tipo de películas. Todo el tema del multiuniverso, la magia y el concepto de alteración de la realidad, aunque no tratado profundamente, da un toque diferente a esta historia. Y si se sigue desarrollando en futuras películas (que ya doy por hecho que habrá) puede dar lugar a historias muy interesantes. Los personajes, incluido el villano Kaelcius (Mads Mikkelsen), al que se le podía haber dado más chicha todo sea dicho, tienen sus conflictos y su interés. Lo más interesante del personaje de Strange no es su habilidad para la magia (que mola bastante), sino su lado compasivo, a pesar de ser un arrogante repelente durante la mitad de la película, y su gran inteligencia (que al final del día es la que resuelve el conflicto). En muchas críticas he leído que su evolución no es creíble, pero a mí si me lo ha parecido. De una forma sutil se nos muestra ese cambio en él y a mí me gusta. Tampoco es necesario que nos den todo bien explicadito ¿no? Y además, este es el comienzo de su historia. Sólo se nos muestran pinceladas de lo que puede llegar a ser.
Los toques de humor se dan en su justa medida y a mí me han hecho gracia. Y la música acompaña bien a las escenas.
Benedict Cumberbatch realiza muy buena interpretación dotando de humanidad y carisma a un personaje con todas las papeletas para resultar odioso. Tilda Swinton y Chiwetel Ejiofor están muy bien en sus papeles, ambos con aristas y tonos grises que les dotan de gran interés. La pena es Mads Mikkelsen, un actor con presencia y suficiente carisma como para ofrecer un villano memorable, pero que debido al material que le dan , poco más puede hacer.


En resumen, película entretenida, divertida, que hace que durante unos minutos te olvides de todo y salgas satisfecho de la sala.

No hay comentarios:

Publicar un comentario