28 de noviembre de 2016

"La inquilina de Wildfell Hall"

Segunda y última de las novelas escritas por Anne Brönte, la más pequeña de las hermanas Brönte (la primera que publicó fue "Agnes Grey"). Se publicó en 1848 y es considera una de las primeras novelas feministas. 

Está narrada de forma epistolar a través de la correspondencia que Gilbert Markham envía a su amigo Halford. En esas cartas le habla sobre la llegada de la señora Helen Graham, una joven viuda que ha alquilado Wildfell Hall para vivir en semirreclusión con su pequeño hijo. Una llegada que despertará todo tipo de rumores y envidias, y que además dará un vuelco a la vida del joven Markham.

La novela me ha gustado. Su lectura es algo árida puesto que de las tres hermanas probablemente sea la menos pasional a la hora de escribir. Y es bastante dura en lo que cuenta. Porque aunque el estilo y la escritura son elegantes y exquisitos, el fondo de la novela, los temas que trata son tremendamente difíciles (alcoholismo, maltrato, engaño, cotilleos maliciosos, la indefensión de la mujer en aquella época). 
La protagonista femenina es un personaje de la más digna admiración. Totalmente adelantada a su época, con una personalidad marcada y una luchadora nata. Y que dado el tipo de mujeres que la rodean (o bien sumisas en exceso o bien vanidosas y maliciosas), brilla más aún. Los hombres no salen bien parados, ni siquiera Markham, supuesto caballero de la historia y que en ocasiones resulta algo agobiante en sus aspiraciones y deseos. La novela está narrada en primera persona, parte desde el punto de vista de Graham y parte desde el de Markham, y hay que veces que al leer lo que él piensa dan ganas de que Helen se olvide de él. 
Lo que destacaría de la historia no es la parte romántica, que no me ha resultado atractiva y cuya resolución me ha dejado fría, sino todo el desarrollo de Helen Graham. Desde una joven inocente hasta una mujer con principios férreos que ha soportado un auténtico infierno y que ha salido fortalecida de él. 

Teniendo en cuenta el año en que se escribió la novela y el papel de la mujer en esa época, y todavía en la época actual por mucho que hayamos creído progresar, es toda una lección sobre la valía de la mujer y su derecho a elegir libremente la vida que desea llevar.
Y no sólo este personaje, de las novelas que he leído de las hermanas Brönte, todas sus protagonistas femeninas me han parecido fuertes, revolucionarias y un ejemplo a seguir. 
Quizá debido a las penalidades que sufrieron y a sus ansias de libertad, volcaron en sus escritos todos esos deseos reprimidos y la esperanza de que la mujer pudiese alcanzar esa libertad.






2 comentarios:

  1. Una reseña y un blog genial!! Te acabo de seguir, te dejo el enlace a mi blog por si quisieras pasarte, sin compromisos. Besos!!! http://elaventurerodepapel.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Echaré un vistazo a tu blog.

      Saludos!

      Eliminar