2 de noviembre de 2016

"The girl on the train"

Película del año 2016 dirigida por Tate Taylor y protagonizada por Emily Blunt, Rebecca Ferguson, Haley Bennet, Justn Theroux, Luke Evans y Edgar Ramírez. Es una adaptación de la novela homónima de Paula Hawkins publicada en 2015 y que rápidamente se convirtió en un éxito de ventas.

Rachel (Emily Blunt) es una mujer que se ha refugiado en el alcohol para huir del dolor que le produce la separación de su marido Tom (Justn Theroux), que ha rehecho su vida junto a Anna (Rebecca Ferguson). Cada está más hundida y su único aliciente es espiar la vida de los demás a través del vagón de tren en el que viaja todos los días a la ciudad. En especial de Scott (Luke Evans) y Megan (Haley Bennet), la pareja perfecta a sus ojos. Pero un día es testigo de un suceso que ella misma deberá desentrañar.


No he leído la novela, así que mi opinión se refiere a la película como tal. En general, es una película entretenida, pero un poco floja en algunos puntos. Tarda en arrancar, pero luego va cogiendo ritmo hasta llegar a un final que te deja en el sitio, no tanto por el final en sí, sino por cómo está ejecutado. A mi me resultó un poco sorpresivo, porque mis sospechas iban por otros derroteros, así que a mi parecer le añade algo de chicha a la historia. No es una historia que te deje un poso en la memoria, sino que lo que le da fuerza es la interpretación de Emily Blunt. Sin ella la película perdería muchos enteros. El resto de los actores también realizan buenas interpretaciones, pero es ella quien lleva todo el peso de la historia. 
Los pilares de la historia son Rachel, Anna y Megan, mujeres que lo tienen/tenían todo (visto desde la ventana de un vagón de tren todo parece más bonito) y que aun así no son felices. Incapaces de tomar las riendas de su vida se van autodestruyendo de una manera u otra. Y los personajes masculinos tampoco salen muy bien parados, porque en el fondo no son nada sin sus mujeres, las necesitan para reafirmarse en su virilidad. Al final, la única que hace algo por salir del pozo en el que ella se había sumergido es Rachel, por la que no darías ni un céntimo al principio de la película, y a la que acabas cogiendo cierta estima al final.  
Si quieres salir del pozo en el que te encuentras, no esperes que nadie lo haga por ti, ni te refugies en el alcohol, el sexo, el voyerismo (qué malo es fantasear sobre algo que hemos visto) o cualquier otro aliciente. Ten el valor de mirarte al espejo, ver en lo que te has convertido y sacar fuerzas para mejorar tu vida.

En resumen, una película entretenida que gustará a los seguidores de Emily Blunt.


No hay comentarios:

Publicar un comentario