domingo, 4 de diciembre de 2016

"La velocidad del otoño"

Obra de teatro dirigida por Magüi Mira sobre un texto de Eric Coble, con versión de Bernabé Rico y protagonizada por Lola Herrera y Juanjo Artero.
Actualmente se representa en el Teatro Bellas Artes de Madrid (C/ Marqués de Casa Riera, 2) www.teatrobellasartes.es

Alejandra (Lola Herrera) es una mujer de 81 años que se niega a que la encierren en una residencia, así que se atrinchera en su casa con cócteles molotov dispuesta a volar todo el edificio si le obligan a dejar su hogar. De repente, su hijo Cris (Juanjo Artero) aparece por la ventana para hacer de mediador entre su madre y el resto de la familia...

Maravillosa obra y magnífica Lola Herrera. Este sería el resumen de mi opinión sobre la obra. Durante una hora larga te sumergen en una oda a la vejez, tan denostada en la sociedad actual en la que parece que lo único que se valora es la juventud y lo nuevo, y que nos olvidamos del valor que tiene la experiencia y lo belleza que puede haber un rostro surcado por las arrugas de las vivencias de toda una vida.
El personaje de Alejandra es una mujer llena de fuerza dispuesta a luchar hasta el final por su dignidad y su libertad de elección, llena de amor, sobre todo hacia su hijo Cris. Una mujer sensible, inteligente y divertida. Su hijo Cris es el más parecido a ella, la respeta y la quiere tanto que le cuesta entender que su madre pronto se irá, y al que le falta cierto impulso para ser realmente libre.
Lola Herrera brilla con luz propia en el escenario. Ofrece una interpretación llena de fuerza y emoción. Nada es impostado, todas las emociones fluyen de manera natural. Te hace reír, te hace llorar y te hace querer a su personaje. Juanjo Artero, que me ha sorprendido gratamente, está a la altura de su compañera. Transmite el cariño y respeto que su personaje tiene hacia el de Alejandra, cierta inocencia que posee. Entre los dos hay una química que favorece a la representación de la obra.
Y no sólo los actores, el montaje, el decorado y la iluminación también contribuyen a que la obra tenga mucha calidad.

Realmente me ha emocionado y ha hecho que disfrute durante 75 minutos. Totalmente recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario