14 de enero de 2017

"Dirty Dancing" (El musical)

Musical producido por Lionstage, Magic Hour Productions y Show Bees. Basado en la película homónima del año 1987, que cuenta la historia de Frances "Baby" Houseman, una joven idealista que en el verano de 1963 va con su familia de veraneo a un hotel en la montaña. Allí descubrirá una nueva forma de bailar y de ver la vida cuando conozca a Johnny Castle, el instructor de baile del hotel.

El musical se estrenó en Madrid el 1 de diciembre en el Teatro Nuevo Alcalá y estará hasta el 16 de abril. Para más información http://dirty-dancing.es/.

"Dirty Dancing" fue una película que marcó a una generación con sus bailes y canciones, y con un Patrick Swayze que en su faceta de bailarín deslumbró. El musical revive todos esos momentos, con buenos bailes, llenos de energía, y las canciones míticas de la película. Los decorados son buenos, hay agilidad a la hora de cambiar de escenario (bien salvada la escena del lago) y el ambiente es bueno.
Amanda Digón (Baby) y Christian Sánchez (Johnny) son muy buenos bailarines, pero en la faceta actoral fallan, y es una pena porque al llevar la obra sobre sus hombros tienen que ser buenos en ambos aspectos. Al menos a mí no me convencieron en su interpretación. 
Quien si me gustó fue Adrián Salzedo en el papel de Billy Kostecki. No sólo actúa bien, sino que además canta muy bien temas de la película como el mítico "(I have) The time of my life" junto a Brigitte Emaga (que tiene una voz preciosa).

En resumen, es un musical divertido y animado, que te hace disfrutar y que te den ganas de bailar. 

PD: el público mayoritario, al menos el día que yo fui, son mujeres de 40 años en adelante, que en sus años mozos vieron la película y van dispuestas a revivir esas sensaciones. Los gritos de emoción al ver a Christian Sánchez en acción están asegurados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario